¿Por qué no vespertinos? (y II)

Imagen

Vespertinos fueron periódicos importantes antes de la Guerra Civil como “Ya” (de la Editorial Católica) o “La Voz” (de los Urgoiti y del carácter popular que no tenía “El Sol” del propietario de Papelera Española y de José Ortega y Gasset)

Eran tiempos en los que el papel era el único medio de comunicación masivo. Entonces, los periódicos de la tarde tenían un valor diferencial.

Tal vez ya no lo recuperen, pero no me resisto a plantearlo como opción para la supervivencia de los rotativos; o al menos de algunos de ellos.

Ventajas:

– La mayor, revalorizar la información de los diarios frente a la inmediatez de internet; evitar su pérdida de valor con el transcurrir de la noche.

– Racionalizar los horarios de la profesión periodística que se tienden a expandir antes del inicio y después del final. El periodismo puede ser una vocación, pero las empresas pretenden que sea una esclavitud. También de los talleres y el reparto.

– Aprovechar los hábitos lectores de la tarde en dispositivos móviles.

Inconvenientes:

– Un fastidio para los kiosqueros.

– La falta de hábito lector de vespertinos.

¿Qué os parece? ¿Leeríais un vespertino?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: